Echo Park


¡¡Descubre totalmente GRATIS los nuevos libros del año, y los bestsellers del 2016!!
Introduce tu email


32501

Policías norteamericanos, FBI, asesinos en serie, casos olvidados, muertes, armas, Los Ángeles y el detective Harry Bosch. Mezclen estos datos, revuélvanlos a modo de un cóctel, agítenlos con determinada lentitud y tendrán lo que es una buena novela.

Otra cosa sería charlar del género, por el hecho de que el policiaco le queda corto y el negro largo. Se acerca considerablemente más al thriller que tan bien ejecutan algunos escritores norteamericanos. En los que se detecta unos paralelismos que poco a poco van perdiendo frescura, como es el caso del asesino en serie, una figura que vemos con demasiada frecuencia, que el cine, libros, aun series ha logrado implantar en nuestro imaginario popular pero que en el momento de la verdad tampoco tiene un gran recorrido, como es el caso.

Connelly entra en esa trama pero de la misma manera que se introduce con mucha facilidad asimismo sale de ella de la misma forma. El escritor idea esta novela con un claro propósito y emplea de semejante figura para enriquecerla, lo cual, quizá sería mejor estimar como una demanda editorial o de marketing, más que la que la propia obra pide. Pues la narración trata sobre un crimen irresoluto, que a lo largo de 13 años ha dormido el sueño de los justos, sólo pendiente de que el detective Harry Bosch prosiguiera revisando una y otra vez el expediente, sin que tuviera avances significativos.
La dinámica policial es siempre y en todo momento de calado en Connelly, muy a la americana, hundiéndose en las raíces del género y ahí siempre y en toda circunstancia lo ejecuta más que bien, no necesitando de más artificios que el propio talento narrativo para arrastrarnos tras una lectura que tiene momentos apremiantes, si bien el propio desarrollo de la trama se encarga de distanciarnos de ese tipo de lectura. ¿La pleitesía del mercado? Puede ser, responderíamos a semejante pregunta, aunque jamás podríamos afirmar o bien negar con total seguridad.

Quien se acerque a esta novela que no espere una prosa frágil y florida, más bien hallará sencillez, velocidad y la búsqueda de un lenguaje que se pone al servicio de la trama y únicamente pretende exponernos los hechos. Tampoco se encontrarán grandes descubrimientos, tan solo a un autor que sabe lo que hace, que ejecuta novelas para leerse sin cesar y que tras su lectura siempre y en todo momento recordaremos lo agradable que ha sido el recorrido, sin que nos descubra otra realidad u otras referencias. Un buen título y un buen autor, quédense con eso.

 

Descargar



admin

Introduce tu email

Ifntroduce tu email:

Delivered by FeedBurner

Categorías
Unete a Nuestra Google+ Page de Libros !!
Facebook