EJECUCION DE CONDENAS NO DINERARIAS EN LA LEY DE ENJUICIAMIENTO C IVIL


¡¡Descubre totalmente GRATIS los nuevos libros del año, y los bestsellers del 2016!!
Introduce tu email


  • Autor:
  • Editorial: LA LEY, 2005
  • Fecha de salida: 2005
  • Descargado: 6558

Muchas y muy trascendentes transformaciones ha experimentado el proceso civil desde la puesta en vigor de la Ley 1/2000, por la que se aprobó un nuevo texto de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Aspectos como la tendencia a la supresión de múltiples procesos singulares, reduciendo las clases básicos a 2, el juicio ord inario y el verbal; la terminante instauración de los principios de oralidad y también inmediación; los cambios implantados en materia de prueba; el novedoso establecimiento del juicio monitorio para una más diligente reclamación de las deudas dinerarias; o bien la utilización de las modernas técnicas de grabación para el registro de las vistas orales son cuestiones que han variado radicalmente las peculiaridades de un proceso que hasta entonces había continuado prácticamente constante desde su regulación en mil ochocientos ochenta y uno, y por esta razón mismo, distanciado de las realidades y necesidades sociales, variables como propia consecuencia de la condición humana. Indudablemente, y con razón, entre los mayores reproches que se hacía a la justicia civil del siglo veinte era la excesiva prolongación temporal del proceso, de forma tal que no era demasiado inusual que entre la interposición de una demanda y el fallo terminante del litigio, con los pertinentes recursos intermedios, hubieran pasado diez o bien más años. Era, puesto que lógico, que entre las primordiales preocupaciones del legislador del dos mil fuera, por una parte, el conseguir una mayor diligencia de los trámites procedimentales, y de otra, lograr una eficiente ejecución de la resolución judicial, o sea, que la sentencia no se transformase en «papel mojado» gracias a la dilación en el cumplimiento del fallo. De un específico aspecto del tema de la ejecución se ocupa la obra: el referido a las sentencias cuya condena no tenga propiamente un contenido económico, sino consista en una «obligación de hacer o bien no hacer o bien de dar cosa diferente a una cantidad de dinero», conforme define exactamente la misma Ley de Enjuiciamiento esta clase de acciones. Cuestiones de tan variada clase como el desalojo de una residencia por su inquilino, el cese de actos que supo …  

Descargar



admin

Introduce tu email

Ifntroduce tu email:

Delivered by FeedBurner

Categorías
Unete a Nuestra Google+ Page de Libros !!
Facebook