El peso del corazón, de Rosa Montero


¡¡Descubre totalmente GRATIS los nuevos libros del año, y los bestsellers del 2016!!
Introduce tu email


Rosa-Montero

Título: El peso del corazón
Autora: Rosa Montero
Editorial: Seix Barral
Páginas: 397

La vida y la muerte separadas por altas vallas electrificadas. Desarrapados de la vida pretendiendo entrar en las zonas de baja o nula polución. Policías controlando a aquellos que pretenden entrar y haciéndoles pasar de nuevo, “amablemente”, al lugar que les toca. Y una pequeña, sola y enferma que va a quedar bajo la custodia de una replicante. Ya ven, otra vez viene Rosa Montero con esa ciencia ficción tan suya, esa que es tan cercana y a la que se arriman ciertos políticos para, supongo, tomar buena nota de lo que queda por hacer.

Ya le decía yo en la reseña del libro anterior de Bruna Husky, “Lágrimas en la lluvia”, que lo dejase, que no diera ideas, y va y prosigue, y mira ahora lo que ha pasado, que aquella que parecía que se iba, debió leer el libro y vuelve, y seguro que a estimar cobrar por respirar ¡Lo que te afirme!

Me agrada este universo que nos presenta Rosa Montero, me agrada Bruna Husky, y la comprendo, ya saben que asimismo a mí el paso del tiempo, ese tic-tac constante me estresa, y sé que yo no soy Bruna, que no tengo data fija de caducidad, y menos ahora que he dejado de fumar. Yo no puedo decir 3 años, diez meses y cuatro días, y si pudiera, le contaría que la única manera de ser feliz es vivir minuto a minuto … Mas ¿que le diré que ella no sepa?, Bruna, la mujer que quiere estar sola y siempre y en todo momento está rodeada, la mujer que no quiere querer y siempre y en toda circunstancia tiene los sentimientos a flor de piel, la mujer a la que no le importa absolutamente nadie y que resulta el ser más solidario y “recogedor” de seres doloridos de este tiempo que le toca vivir.

¿Quién es Bruna Husky?

Bruna, una Replicante que vive atada a la muerte, amante de la vida, del buen vino blanco, del amor y el sexo, gran defensora de la ecología, de los animales, de los derechos humanos, creada o modelada por P. Nopal y ahora, además, creadora de historias que nacen del dolor.

“Demasiado humana para ser tecno pero decepcionantemente tecno para los humanos”…

Yo sé, pues ella misma no se cansa de reconocerlo, que la Replicante Bruna Husky es el alter ego de Rosa Montero, pero es que por si fuera poco en este libro queda muy evidente. A ver, que la Montero queda siempre retratada en sus creaciones literarias, como afirma nuestro amigo Nicolai Karamzin, queda claro, que cuando se convierte en Bruna Husky es tal y como si escribiera su diario, es un hecho constatable ¿Alguien que me lo discuta?

He gozado de este libro mucho, muchísimo, ni se pueden hacer una idea. Lo empecé una noche recién terminada la lectura de Las uvas de la ira, con ese sabor de soledad que invade al lector al terminar un libro excepcional, y empiezo con esa sensación de estar siendo infiel a la otra lectura, leyendo como involuntariamente, y de repente aparece Bruna e anega la escena literaria, y en mi psique se encienden todas las alarmas, he de estar alerta por el hecho de que Rosa Montero no escribe para entretener, que también, y un rato después estoy en la página cien y llena de sensaciones y emociones extrañas. En mi mano, y sin saber como ha aparecido, hay una copa de vino blanco, y sobre la mesa la botella de la que al parecer ya he tomado dos copas, y lo noto, y mis ojos se cierran y veo a la impresionante Bruna Husky a mi lado con otra copa en la mano, y yo me pierdo en la noche con la seguridad de que ella velará mi sueño.

Queridos lectores, en ocasiones me doy temor, es como si tuviera la curiosa virtud de ser la dueña y señora del mundo de las casualidades. Siempre y en todo momento leo múltiples libros al unísono si bien jamás había leído 2 de la misma autora al mismo tiempo, así que al comenzar El peso del corazón, decidí tomar alguna otra lectura de Rosa Montero que tuviera pendiente y curiosamente cayó en mis manos un libro titulado Bella y obscura, un libro del que probablemente les hablaré muy pronto, el caso es que, cuando llego a la página 123, de El peso del corazón, en la que Bruna empieza a contar un cuento a Gabi, la pequeña rusa, , sorprendida, escribo al margen “¡¡¡ Tela marinera con el cuento que le mete a la pequeña !!! Para mi sorpresa al día después descubro este cuento en Hermosa y obscura, y en cada uno de ellos de los dos libros logra conmoverme y la coincidencia me deja confundida.

 

Descargar



admin

Introduce tu email

Ifntroduce tu email:

Delivered by FeedBurner

Categorías
Facebook
Unete a Nuestra Google+ Page de Libros !!