W de whisky, de Sue Grafton


¡¡Descubre totalmente GRATIS los nuevos libros del año, y los bestsellers del 2016!!
Introduce tu email


w-de-whisky

Sí, es cierto: Sue Grafton da muestras de agotamiento de su abecé del crimen. No es para menos: lleva, con esta W de whisky, 23 entregas de aventuras de su sabuesa, nuestra metomentodo favorita, Kinsey Millhone; es muy normal que la fórmula ya no conserve la originalidad y la frescura de las primeras novelas. Sus entusiastas hemos debido resignarnos a esperar más de un año para poder leer una nueva peripecia de Millhone, a medida que, según las letras avanzaban, la Grafton bajaba la periodicidad de sus sucesivas letras, cosa entendible pues incluso a una autora tan imaginativa como le debe resultar cada vez más bien difícil localizar argumentos y giros en los que no se repita a sí misma. (Y, sin embargo, los encuentra.) Por todo eso y pues los escritores son asimismo humanos, afirmemos algo que quienes han sido fieles seguidores del abecé del crimen adivinarán ya: W de whisky no está entre las mejores novelas de la serie.Ni muchísimo menos. Prosigue el arco descendente que Grafton comenzó con, aproximadamente, R de rebelde (con repuntes siguientes), aunque hay que decir que supone un notable ascenso después del mínimo absoluto, dudoso honor que corresponde a V de venganza. Como queda dicho, no forma esto ninguna sorpresa.

Ahora bien; a estas alturas del abecedario, y conociendo a Grafton y a Kinsey como las conocemos -a ellas y su planeta, que nos importa mucho-, los entusiastas acérrimos de esta serie y de esta detective nada tienen que reprocharles a Sue Grafton y a su alter ego con licencia para fisgar. Ya no procuran grandes sorpresas, giros argumentales de ingenio deslumbrante, historias muy nuevas o bien un pulso de escritora al que jamás se le note ni el menor tembleque. Procuran sencillamente pasar un rato entretenido en compañía de su inteligente, valiente y amena estudiosa privada y adentrarse en los detalles de su vida cotidiana; volver a visitar Santa Teresa tratando de olvidar que ya vamos por la w y que pocos viajes más podrán realizar a esa hermosa y radiante urbe californiana (aunque siempre y en todo momento van a quedar las relecturas, ¿verdad?); saber exactamente en qué andan metidos ahora Henry, Rosie, Dietz, Jonah, William y Cheney; almorzar algún indescriptible plato húngaro en el local de Rosie; dar una vuelta en el turismo de Kinsey (¿qué modelo será esta vez?); pasar un rato en su coqueto estudio decorado como el camarote de un navío y tomar luego un tentempié hipercalórico a base de pan prácticamente-mohoso-pero-todavía-comible, huevo duro, múltiples cucharadas soperas de mahonesa y sal. De eso hay dosis suficientes en W de whisky para aliviar las ansias de cualquiera de los admiradores y amigos del tándem Grafton-Millhone. (Por si fuera poco, en esta entrega descubrimos el amor hasta el momento desconocido de Kinsey por los gatos).

Pero, claro, por encantador y reconfortante que nos resulte el costumbrismo del abecedario del crimen -con el atrayente añadido de que es un costumbrismo revival, porque las aventuras de Kinsey suceden en los años ochenta-, hace falta, además, algo de intriga, algo de acción, algo de emoción. De eso asimismo hay aquí, si bien, justo es decirlo, de forma diferente a como lo hallábamos en las mejores entregas de la serie. En esta ocasión, Kinsey se ve envuelta en un misterio que implica 2 cadáveres, uno de ellos meridianamente un caso de asesinato; más embrollos familiares; una investigación de altos vuelos académicos; una herencia… Lo bueno: Sue Grafton sigue leal a su estilo, que combina acertadamente acción, suspense, pinceladas de mundanidad que a ciertos puede que irriten pero que a otros nos encantan (por ejemplo, Kinsey nos recuerda de qué forma se lava una lechuga y qué rutina sigue cuando se levanta de la cama, por si acaso lo habíamos olvidado de las 22 novelas anteriores; pero nos chifla) y lo que mejor se le da: la descripción de tipos humanos con 4 o bien 5 detalles que, no sabemos de qué forma lo hace, logra que veamos ante nosotros al personaje o el lugar en cuestión, y no sólo eso, sino que, en el caso de los personajes, podamos establecer un juicio -dicho claramente, sabemos de manera inmediata si nos cae bien o bien mal- y nos quedemos con ganas de saber más sobre él o . Todo ello, con un estilo desenfadado pero falsamente fácil, muy cuidado y tan agradable de leer, que prácticamente ni nos importa que no todo esté ahí por una razón; sencillamente, nos arrellanamos en el sofá y disfrutamos de la lectura, por el hecho de que sí.

W de whisky es además entre las novelas más grandes de toda la serie. Y ello no siempre y en toda circunstancia es -aquí viene lo menos bueno- por el hecho de que la trama de esta manera lo exija. De hecho, se trata de una de las letras que más material inconexo con la trama principal contiene. Como hemos dicho más arriba, es posible que esto moleste o bien canse a ciertos lectores, mas los fieles a Grafton navegarán por las páginas sin mayores inconvenientes.

Y lo van a hacer, y proseguirán siendo incondicionales de esta autora, porque es de lo mejorcito que hay hoy en día en la, por otro lado, amplísima -demasiado extensa, podríamos decir también- oferta de literatura criminal. Allá donde una mayoría escribe siguiendo un manual, de tal manera que las novelas podrán ser mejores o bien peores, pero suenan y son todas y cada una iguales, sin autoría achacable, y con manga ancha en contenidos violentos, impúdicos o bien vulgares, Sue Grafton nos ofrece serenidad, buen humor, contención, elegancia y cercanía, de tal modo que Kinsey es ya una amiga para nosotros, la única detective del panorama literario con la que nos iríamos a comer una pizza o bien a tomar un café. Leerla es como ponernos unas bonitas zapatillas de buena factura y de mullido interior cuando llegamos a casa.

Lo único que estropea algo la experiencia lectora es un fallo que se comete múltiples veces: el uso de “sino” cuando debería usarse “si no”. Ignoramos si este error se debe a la traducción o a la edición, pero Tusquets no debería pasarlo por alto para próximas ediciones.

 

Descargar



admin

Introduce tu email

Ifntroduce tu email:

Delivered by FeedBurner

Categorías
Facebook
Unete a Nuestra Google+ Page de Libros !!